0
  • Sin productos en el carrito
Total:0.00
Bricco Ernesto

bricco ernesto


En Francia los llaman “vin de garage” porque se producen en pequeñas bodegas. Y en unas pocas botellas. A menudo son obras maestras de la enología. Como en el caso de Bricco Ernesto, que nació en las colinas del Roero, en Priocca. Ni doc ni docg, por elección de Renato Vezza el productor (Ernesto era su abuelo). Vezza fue sumiller en Londres, en el restaurante de Marc Pierre White, y luego en Canadá y Australia. De vuelta a Priocca, se hizo cargo de la empresa familiar, certificada como biodinámica, que llevaba cuatro generaciones produciendo uvas. Pero eran para su venta. Empezó a hacer vino con ellas. De Rosso, (un vino que rivaliza con el Barolo), a partir de uvas 100% Nebbiolo, produce poco más de 1000 botellas al año.

Giampero Cordero, alma del Centro di Priocca, nos habla así de la nebbiolo: ‘Rubí que tiende al granate’. La fina complejidad asombra. La fruta domina, pero da paso a una parte picante. Una ligera volatilidad cautiva y perfila un perfil de gran clase.

En boca, un equilibrio ácido tánico envolvente con un final ligeramente sabroso. Muy bebible y agradable sin caer en lo banal”.

Con su vino bianco Renato reescribe totalmente las normas de la Arneis y eleva Roero a una órbita desconocida hasta la fecha.


La receta es sencilla: hacer un trabajo lo más limpio posible en el viñedo -el Bricco se ha cultivado tan bien y está tan bien ventilado que las vides están en general muy sanas. Las fermentaciones se realizan en cemento con levaduras autóctonas, y suelen durar unos 22 días; el envejecimiento se realiza en barricas usadas y en alguna botella más grande. El resultado -véase más abajo- no es el típico Roero, por no decir otra cosa.


Activar aviso de disponiblidad Te informaremos cuando el producto esté disponible de nuevo. Por favor indícanos el correo en el que deseas recibir el aviso.
Usamos cookies como todos los demás y ese rollo. Si aceptas o continúas navegando significa que consientes su uso    Más información
Privacidad
preloader